Política
Elecciones

Alberto Fernández llamó a la unidad nacional y a encarcelar a la venganza

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, volvió a mostrar moderación públicamente. (Dibujo: NOVA)

Por Alberto Lettieri, especial para NOVA

La postulación de Alberto Fernández como candidato a la Presidencia de la Nación por el Frente de Todos fue evaluada, inicialmente, como un gesto de moderación, una especie de corrimiento hacia el centro de Cristina Fernández y de Unidad Ciudadana. Esta decisión, recibida muy favorablemente por la opinión pública, mereció resistencias y generó disconformidades dentro de los sectores más radicalizados del cristinismo, a punto tal que la figura del candidato quedó un tanto eclipsada, y su participación en la confección de las listas pareció dar la razón a los que ponían en cuestión las reales posibilidades de ejercicio de la autoridad política con una figura tan hegemónica como la de la ex presidenta a su lado.

Por esta razón, una vez confeccionada las listas, Alberto Fernández tomó la iniciativa y realizó una exitosa visita a la provincia de Tucumán. A su regreso, este miércoles concurrió al Sindicato de Bancarios, donde realizó una crítica frontal a las políticas del Gobierno Nacional y a las consecuencias que de ella se desprendieron. Así, Fernández subrayó que "uno de cada dos chicos está bajo la línea de la pobreza. Ese chico que cayó en la pobreza es un chico que no tiene mañana... Quieren hacernos creer que es consecuencia del mundo moderno, pero es consecuencia de la inmoralidad de este gobierno".

A continuación, embistió contra "los ladrones de guante blanco que se llevan las reservas del Banco Central". "¿Creemos que la mano invisible del mercado va a arreglar el flagelo social? Mes a mes los argentinos estamos dejando salir miles de millones de dólares de las reservas para que algunos pícaros hagan sus negocios, y el negocio que tenemos que hacer es terminar con los pobres".

Pero la parte más significativa de la alocución de Alberto Fernández se dirigió a tratar de zurcir la grieta, emprendimiento que abordó desde un principio, y en el cual encontró mayor oposición dentro de los sectores más radicalizados de Unidad Ciudadana.

Por último, el ex Jefe de Gabinete salió a cruzar las declaraciones de Daddy Brieva, Eugenio Zaffaroni y Mempo Giardinelli, que tuvieron una desagradable recepción en la opinión pública, al propiciar la creación de un “Ministerio de la Venganza”, la eliminación del Poder Judicial y hasta la creación de una CONADEP para los periodistas del actual oficialismo. "El 10 de diciembre metamos presa a la palabra venganza, vamos a convocar a todos". -aseguró con convicción.

Alberto Fernández está convencido de que necesita forjar una gran unidad nacional para salir adelante. "Ahora tengo que hacerme cargo yo de salir de este laberinto y vamos a salir entre todos. Vamos a convocar también a los que creyeron en Macri, ellos fueron estafados, muchos creyeron honestamente". –concluyó- ¿Lo conseguirá?

Lectores: 1113

Envianos tu comentario