Provincia de Buenos Aires
Elecciones 2019

Las idas y vueltas del armado de la lista del Frente de Todos en Chascomús

  • El intendente Javier Gastón.
    Foto 1 de 2
  • Sede del Ejecutivo local.
    Foto 2 de 2

Fueron días muy movidos para varios dirigentes relacionados al pueblo que vio nacer a Don Raúl Alfonsín, sobre todo para aquellos que intentaban ponerse de acuerdo en la nómina de candidatos que acompañarían la postulación de Javier Gastón a intendente.

Por ejemplo, entre jueves y viernes, fueron muy fuertes los rumores que decían que la ruptura estaba consumada y que Gabriel Macchi tenía su lista armada para enfrentarse a Javier Gastón en una interna del Frente de Todos de Chascomús.

El inconveniente se dio, según trascendidos, cuando Máximo Kirchner se enteró que su amigo José “El Negro” Cano había sido bajado por orden del secretario de Gobierno y hombre de Unidad por Chascomús, Cipriano Pérez del Cerro, quien habría dicho “ni loco ponemos a éste, es un piantavotos”.

Ante este primer chispazo, los muchachos de Unidad Ciudadana, PJ y La Cámpora habrían pegado el portazo y se encaminaban a armar la lista propia para ir a una PASO contra Gastón.

A partir de allí comenzaron los llamados y mensajes cruzados.

Por un lado, sino fue el propio Máximo (pega en el palo) alguien le habría comunicado a Sergio Massa lo que habían hecho sus “súbditos” en Chascomús, a lo que el hombre de Tigre y líder del Frente Renovador habría exclamado “este pelotudo no entendió nada” (en relación al secretario de Gobierno).

Casi al mismo momento, desde el oficialismo local, también habrían llamado a Massa pidiendo la escupidera, y el ahora candidato a diputado nacional, lejos de apoyarlos les dijo “arreglen esto y denle los lugares que piden”.

Posteriormente y ante los mensajes recibidos desde arriba, se armó un nuevo encuentro, cosa que sobre todo desde el sector de Macchi y compañía no tenían muchas ganas de tener, ya que les interesaba mucho más competir en una PASO.

Pero no quedó otra alternativa y con caras largas de ambos lados, con enojos cruzados, la reunión terminó llevándose a cabo y se armó la lista de “consenso”, en la que, a ciencia cierta, ninguno de los dos espacios quedó muy conforme.

Desde el oficialismo de Chascomús porque tuvieron que poner como segunda candidata a Maru Ludueña, relacionada con el gremio SMATA a través de su marido, incluso lo del tercer candidato a concejales titulares, Eduardo Vicario, actual presidente del cuartel de Bomberos Voluntarios y que en un principio también había mantenido varios encuentros en el gremio SMATA, con lo cual no se sabe a ciencia cierta si es candidato del oficialismo o del PJ.

En quinto lugar quedó Héctor Larramendy, actual concejal que ingresó por el Frente para la Victoria en 2015 y entre los consejeros escolares, el segundo lugar lo ocupa Juan Almirón, hombre de La Cámpora.

Varios heridos, varios enojados y la sensación de que más allá del acuerdo final no todos están “felices” por lo que se acordó y por los lugares asignados y ni hablar de los que quedaron fuera de la lista.

Ya con las fichas y las candidaturas puestas, la gran pregunta es quienes van a ser los que salgan en las fotos, los que caminen las calles y los que estén “guardados” hasta que pase la elección de agosto y también la de octubre.

Lectores: 1825

Envianos tu comentario