Legislativas
Recambio de 130 diputados y 24 senadores

Control parlamentario: lo que se juega en octubre además de la Presidencia

Todo parece indicar que habrá dos grandes bloques mayoritarios a partir del 10 de diciembre. (Dibujo: NOVA)

Además de la elección de presidente y vice, en octubre se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Los distritos que elegirán este año a los 24 nuevos representantes en la Cámara Alta serán Tierra del Fuego, Río Negro, Neuquén, la Ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco y Salta.

El oficialismo pondrá en juego sólo 4 de sus 24 bancas, aunque esto es sin contar a la flamante incorporación, Miguel Ángel Pichetto, y a la legisladora neuquina Lucila Crexell, que en general votó en consonancia a los pedidos del gobierno de Mauricio Macri y se unió al bloque creado por el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio.

En el espectro opositor se arriesga un poco más, dado que entre Unidad Ciudadana y el bloque del peronismo hay unas 13 bancas que se renovarán este año, mientras que las restantes son de espacios provinciales, que en las votaciones reñidas terminan siendo más que importantes.

En la Cámara de Diputados, los bloques mayoritarios tienen mucho que perder. El interbloque Cambiemos, que cuenta con un número de 108 legisladores, pondrá en juego poco más del 40 por ciento de sus bancas, ya que 46 miembros de sus filas culminan sus mandatos este años.

Por otro lado, en el Frente de Todos (considerando las bancas del kirchnerismo, el massismo y Red X Argentina) pone en juego 58 de los 89 escanios en las próximas elecciones. El bloque Argentina Federal, que todavía no definió su posición completamente, aunque algunos expresaron su apoyo electoral al armado del peronismo, pone en juego un poco menos de la mitad de sus diputados: 16 de 34.

Todo parece indicar que tras las elecciones de octubre, la composición del próximo Congreso no habrá una tercera fuerza con caudal legislativo lo suficientemente relevante como para hacer las veces de árbitro en las disputas que surjan entre el oficialismo y la oposición.

Es por ello que los espacios con mayor intencion de voto apuntan a conseguir la mayor cantidad de legisladores de sus filas para tener el control parlamentario.

Lectores: 1148

Envianos tu comentario