Política
Elecciones

Heridas de guerra tras el cierre de las listas

En todos los frentes hubo heridos y vencedores. (Dibujo: NOVA)

Por Alberto Lettieri, especial para NOVA

Si bien las encuestas coincidían en detectar que más de la mitad de la sociedad argentina aspiraba a la superación de la grieta y se mostraba favorable a respaldar una tercera opción, moderada y plural, los dos espacios políticos hegemónicos, alineados detrás de Cristina Fernández de Kirchner y de Mauricio Macri insistieron en profundizar la opción entre dos discursos antagónicos.

En el tramo final de las campañas, casi en un efecto espejo, ambos espacios intentaron hacer un guiño a la moderación, a través de la convocatoria de Alberto Fernández y de Miguel Ángel Pichetto. Con el diario del día después puede interpretarse que esa movida sólo habría estado orientada a impedir la consolidación de una tercera opción competitiva. Una vez desarticulada esta amenaza con el desarme de Alternativa Federal, el cierre de listas confirmó el afán de radicalización en la confrontación evidenciada por las opciones mayoritarias.

El cierre de listas dejó heridos por todas partes. En Juntos Somos el Cambio, el ala política quedó muy debilitada, y los grandes vencedores fueron Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Marcos Peña, Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta. El caso José Luis Espert, en tanto, resuena en los medios y promete generar un alto costo político para el Gobierno. En los próximos días la Justicia Electoral tendrá la última palabra al respecto.

En Consenso 2030, el paso al costado de Margarita Stolbizer podría generar un costo doble. Para el propio frente electoral, por la pérdida de una referente en las listas, y para el Frente con Todos, ya que la presencia de Graciela Caamaño o de Chiche Duhalde en las nóminas provinciales puede resultar atractivo para un amplio universo de votantes peronistas que no se sienten representados por la hegemonía de La Cámpora en las listas de la Provincia de Buenos Aires. ¿Ganó o perdió Consenso 2030 con este enroque? La jugada no parece ser mala, pero por ahora todo queda en el terreno de las especulaciones.

Es, seguramente, el Frente de Todos el más conmovido por la decisión de La Cámpora de imponer su poder de fuego interno para consolidar su hegemonía interna habitual desde la muerte de Néstor Kirchner. “El poder se ejerce; en caso contrario, se diluye”-reza una célebre máxima de la política a través de los tiempos. El tema aquí consiste en comprobar si esta decisión permitirá mantener el caudal de votos, sobre todo entre los desplazados, independientes e indecisos, o bien se presenta un nuevo escenario de “fuego amigo”, similar al que se montó en 2015.

Durante este domingo, el libro de pases estuvo abierto y bastante activo. No se trata ya de integrar las listas, pero si repartir cargos y asesorías que surjan de los resultados electorales. Y aun cuando el panorama de las candidaturas quedó bastante aclarado, el escenario de la rosca política recién comienza a transitarse.

Lectores: 1124

Envianos tu comentario