Provincia de Buenos Aires
Escándalo

Allanaron las oficinas de Empleo de la Municipalidad de Pergamino por malversación de caudales públicos

Un grupo de personas de Pergamino estarían obteniendo provechos económicos.

El Juzgado Federal Número de San Nicolás, a cargo de Carlos Villafuerte Ruzo, en el marco de una investigación que lleva adelante el fiscal Matías Di Lello, ordenó una serie de allanamientos en simultáneo que realizó la Policía Federal Argentina en la Municipalidad de Pergamino, según informó Primera Plana.

Desde mediados del año pasado, Di Lello avanza con solidez en la causa sobre el delito de malversación de caudales públicos, vinculada con la gestión y utilización de planes sociales con fines diferentes a los destinados, en la que un grupo de personas de Pergamino estarían obteniendo provechos económicos.

Con la colaboración de la Unidad Investigativa contra la Corrupción de la Policía Federal Argentina y la Unidad Fiscal de Investigaciones de la Seguridad Social (UFISES), la Fiscalía Federal tendría acreditado que los imputados gestionaban planes sociales a nombre de otras personas, con identidades reales o ficticias, para después cobrarlos ellos mismos.

El fiscal solicitó un allanamiento en la Oficina de Empleo de la Municipalidad de Pergamino, ubicada en la Planta Alta del edificio de la esquina de Avenida Colón y General Paz, donde además funciona el Centro de Referencia (CdeR) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

También, indicó Primera Plana, se llevaron a cabo allanamientos en la vivienda particular de uno de los imputados, en un salón de fiestas que regentea y en una propiedad de la localidad santafesina de General Gelly, donde reside otro de los acusados

Los resultados fueron altamente positivos para la investigación: se secuestraron 2.900.000 pesos en efectivo, 76.000 dólares y 1.700 euros. Además, los efectivos de la Policía Federal Argentina incautaron dos armas de fuego, teléfonos celulares y documentación. Parte del dinero encontrado en una de las fincas estaba oculto debajo del asiento de una moto de agua. En el salón de fiestas se realizaría la tarea “administrativa” de los imputados.

Lectores: 2508

Envianos tu comentario