Política
Elecciones

Día del Padre, Día Peronista

El peronismo amplio celebró el domingo por partida doble: el Día del Padre y los triunfos electorales. (Dibujo: NOVA)

Por Alberto Lettieri, especial para NOVA

Domingo de elecciones, sucesión de victorias peronistas. Cuatro sobre cuatro. Para el Gobierno Nacional, otras tantas palizas. En Tierra del Fuego. En Santa Fe no llegó al 19 por ciento. Sólo en San Luis salvó un poco la ropa, al salir segundo Claudio Poggi a 8 puntos del vencedor, Alberto Rodríguez Saá. Y en Formosa, radicales y PROS debieron alinearse detrás de un ex Vice Gobernador de Gildo Insfrán, resignando la posibilidad de llevar un candidato propio.

Para el pan peronismo, la política de unidad hasta ahora viene dando sus frutos. Allí donde fue unido, la consecuencia fue una victoria electoral contundente. Así pasó en San Juan, Córdoba, Entre Ríos, Tucumán y ahora, en Santa Fe. Un triunfo que toma un cariz de epopeya, en una provincia tradicionalmente peronista, pero que, desde hacía años, había mutado hacia el control del Partido Socialista. Sólo la victoria de la alianza entre socialistas y radicales independientes en Rosario, por escaso margen, empañó mínimamente el panorama. Es la primera provincia que cambia de signo político. Conclusión: la unidad marca el camino, el único posible, para la victoria.

En San Luis se produjo el fenómeno inverso. La ruptura entre los hermanos Rodríguez Saá no alcanzó para comprometer la victoria de “El Alberto”, pero si para estrechar muchísimo la diferencia con Claudio Poggi, un ex miembro del círculo de los Rodríguez Saá que buscó su oportunidad acercándose a Cambiemos. Salió segundo con un tercio de los votos, a costas de invisibilizar su relación con Mauricio Macri y de ocultar el nombre y los colores de Cambiemos. “El Adolfo”, tercero y a los premios. Enseñanza: como en Tucumán, la división tiene sus costos, aunque en estas elecciones no han resultado determinantes. En Jujuy, en cambio, la fractura entre dos listas peronistas posibilitó la reelección del Gobernador Morales.

En Formosa no hubo sorpresas. Gildo Insfrán arrasó con más del 70 por ciento de los votos y accedió a su séptimo mandato consecutivo. Radicales y macristas tuvieron que levantar la candidatura de un ex insfranista, Adrián Bogado, para evitar un papelón mayor. Lejos quedaron los sueños de Luis Naidenoff de alcanzar la gobernación de la provincia.

En Tierra del Fuego, la Gobernadora Rosana Bertone era derrotada por un radical K, Gustavo Mellella, Intendente de Río Grande. En estos comicios, Cambiemos dio parte de ausente con aviso, con el agravante de que, en las elecciones realizadas en las provincias patagónicas, hasta ahora el Gobierno Nacional no llegó a obtener el 10 por ciento de los votos en promedio.

La pregunta que queda flotando en el ambiente es cuál será el arrastre de las elecciones realizadas hasta el momento en el contexto nacional sobre las generales del mes de diciembre. Para esto queda mucha tela por cortar. Pero el balance, circunscripto a las elecciones de este domingo, obliga a titular que el Día del Padre fue un Día Peronista.

Lectores: 1438

Envianos tu comentario