Judiciales y Policiales
Siguen dando la nota

Los multidenunciados "youtubers" ahora admiten abusos a sus seguidoras menores de edad

  • Uno de sus miembros decidió a través de un video privado pedir perdón y asumir sus acciones pedófilas con niñas de 8 y 12 años de edad.
    Foto 1 de 2
  • Yao Cabrera, youtuber.
    Foto 2 de 2

Con la impunidad que ciertos vacíos legales en materia de delitos informáticos aún les brindan, los “youtubers e influencers” en la Argentina siguen dando la nota y poniendo en alerta a padres de millones de niños y niñas menores de edad.

La organización liderada por el uruguayo Yao Cabrera y sus canales VIRAL y WIFI que, junto a un importante grupo de editores, abogados e inescrupulosos promotores de las morbosas historias, ya acumula varias denuncias por “Corrupción de Menores”, “Parafilia”, “Abuso Sexual” y “Coacción”, todas tramitadas por multiplicidad y conexidad de causas en el Juzgado de Instrucción en lo Correccional y Criminal Número 23 a cargo del doctor Eduardo Ponce.

Pero ahora parecen haber redoblado la apuesta y subieron nuevas y temerarias historias para sus más de 5 millones de seguidores compuestos por niños de entre 8 y 14 años de edad. Cabrera y sus secuaces Juampa Barbot, Candela Díaz, Matías Cabrera y Karen Barloa -que fueron recientemente detenidos y echados de España por desnudarse en un Shopping de Madrid ante miles de jovencitas- tomaron conocimiento de que en Argentina también fueron desalojados por la fuerza pública por su carácter de okupas de la casa que utilizaban como productora de sus contenidos de captación de menores en redes.

Como si les algo faltara y ante las decenas de causas penales en su contra, uno de sus miembros Nathan Castro decidió a través de un video privado pedir perdón y asumir sus acciones pedófilas con niñas de 8 y 12 años de edad.

Esta serie de denuncias contra la organización se inició con la demanda penal presentada por el manager de medios Jorge Zonzini, cuando vio en un video cómo los imputados le brindaban en forma mórbida a su hijo menor de edad y dos compañeros en la puerta del tradicional colegio Carlos Pellegrini, enseñanzas sobre “Desvíos Sexuales” (Parafilia).

Consultado al respecto, Zonzini, fue lapidario: Las redes están abrumadas por la manipulación de menores de edad a través de contenidos nocivos no aptos para ellos donde el morbo y la perversión son reinantes”.

Lectores: 624

Envianos tu comentario