Humor
Homenaje el mítico personaje de la revista Humor

La mala suerte del legendario cacique Paja Brava

Paja Brava y su fiel caballo Yatasto. (Dibujo: Rocchia)

El propio Tabaré explica de este modo a su célebre personaje: "El cacique Paja Brava es el más valiente de los indios. Sin embargo, sus conquistas jamás llegan a concretarse en el terreno que él más desea: El sexual. El cruel destino lo empuja, entonces, a los densos pastizales, donde solito y solo vive su triste andar. Paja Brava ha dejado inolvidables historias, escritas en forma de versos, que toda una generación supo disfrutar”. Vaya el homenaje de NOVA a esta leyenda de la historieta argentina, al guionista Fabré y al dibujante Tabaré

Aquí me pongo a cantar
Al compás de la vigüela
Esta es la historia de un indio
Que es adicto a la manuela

Paja Brava era un valiente
Famoso entre otros caciques
Que siempre andaba caliente
Con las hembras de otros piques

Cuando quemaban las papas
Ligero el indio corría
De la tribu, la más guapa
Lizzi Tagliani parecía

Llegaban el anochecer
Y andaba bravo en los pastos
Haciendo manualidades
Junto su pingo Yatasto

De pronto tuvo una idea
Y gritó el Cacique vago
¡Aunque yo no crea en naides
Le escribo a los Reyes Magos!.

La carta fue escrita a mano
Pues no existía el whatsapp
“Quiero alguna de Tinelli
Que mezcle zamba con trap”.

Dispués de días y noches
Se fue a esperar a su rancho
De tan alzado que estaba
Le dio por detrás a un chancho

Yatasto se puso alerta
Cuando las voces llegaron
Y unos ruidos en la puerta
Redepente se escucharon.

Casi se vuelve demente
Ante tan bella visión
¡Baltazar personalmente
Le trajo flor de minón!

Aquella blanca fulana
Superaba lo pedido
Era una enorme cristiana
Con todo bien repartido

Partió el gentil visitante
Después de tan buen servicio
Y el indio cerró al instante
Puertas, ventanas y quicios

Sin embargo al desvestirla
Ya no se caiba su baba
La gurisa venía con pistola
¡Era un reverendo traba!

Aseguran que lo vieron
Disparar pal lao del monte
Tiró el viagra entre los pastos
Y dos litros de Gi Monte

Lagrimeó como un muchacho
Y se desprendió su faja
Junto al caballo Yatasto
Se hizo una reverenda paja

Según cuenta la leyenda
En medio de pajonales
Se escucha al indio travieso
Lanzar gritos infernales

Lectores: 967

Envianos tu comentario