Provincia de Buenos Aires
Una joyita

Un abogado carancho y ex funcionario sciolista a cargo del Registro Automotor de La Matanza

La autoridades mantiene a Favio Granero en funciones a pesar de su pasado oscuro en la gestión anterior. (Foto: archivo NOVA)

El ex número 2 de la Dirección de Vialidad, Favio Lautaro Granero, que dejó el cargo en 2016 en medio de presiones por supuesto negociados con las obras públicas, recaló como interventor en el Registro Nacional Automotor N° 10 de La Matanza y desde allí habría reiniciado su actividad como abogado carancho, aprovechando la información privilegiada que tiene al alcance de su mano.

En 2005 este abogado y escribano oriundo de Bahía Blanca comenzó a desarrollar su actividad como representante de supuestas "víctimas" de accidentes en la vía pública, por lo que recibió algunas denuncias por su desempeño como "carancho", es decir que realizaba presentaciones de accidentados que en realidad se habían auto infringido el daño por el que pretendían ser indemnizados.

Granero tuvo además su paso por la administración pública cuando fue designado en Vialidad de la Provincia por el gobierno de Daniel Scioli, en dónde tuvo acceso directo a la licitación de las rutas 65, 80, 85 y de los accesos a Puerto Quequén, procesos que estuvieron siempre sospechados de algún manejo irregular.

En 2016 el abogado salió eyectado de la gestión pública en medio del proceso de "purga" que promocionó el gobierno de María Eugenia Vidal según el cual los funcionarios y empleados que hubieran participado de actos de corrupción o que hubieran avalado alguna irregularidad iban a cesar en sus funciones y ser denunciados.

Por eso sorprendió a muchos que casi inmediatamente Granero lograra ubicarse como interventor en el Registro Automotor matancero, dependiente del gobierno nacional que también está en manos de Cambiemos, lo que además levantó sospechas sobre el motivo que llevó a las autoridades a "refugiar" al ex funcionario sciolista.

Y es que según las versiones que abundan en el organismo nacional, Granero se ofreció a ordenar la delegación de La Matanza con perfil bajo y mano dura a cambio de impunidad y la vista gorda para que continuara desarrollando su actividad como abogado carancho, pero esta vez de forma indirecta y gracias a la información que maneja por estar a cargo del registro.

Lectores: 1710

Envianos tu comentario