Política
¿Llegó el Día D?

Se concretará la reunión ampliada de Alternativa Federal con sus posibles socios progresistas

Los cuatro ases de Alternativa Federal de reúnen para afinar el armado. (Dibujo: NOVA)

Por Alberto Lettieri, especial para NOVA

Finalmente, el día llegó. Después de muchos idas y vueltas, de rumores y desmentidas, este miércoles se reunirán en Buenos Aires la plana mayor de Alternativa Federal y de Consenso 19 para definir la concreción de una alianza electoral de centro, o descartarla.

En 10 días –desde la victoria rotunda en Córdoba hasta la fecha- mucha agua corrió debajo del puente. En principio todos esperaban un triunfo de Juan Schiaretti que consiguiera superar los 50 puntos, para ungirlo como una especie de Gran Elector. El cordobés cumplió y trepó por encima del 54 por ciento de los votos, con más de 30 de diferencia sobre su rival mejor ubicado. Los medios comenzaron a imaginarlo como el candidato presidencial obligado de la tercera opción. Pero en política los muertos se cuentan fríos…

Dos movidas inesperadas, con el sello de Alberto Fernández, desestabilizaron el tablero político argentino. Primero fue la visita de Cristina al PJ después de más de 15 años. La segunda, su anuncio de su candidatura a la Vicepresidencia, cediendo el primer lugar a su antiguo Jefe de Gabinete inicial. La movida fue acompañada por un alud de respaldo de la mayoría de Gobernadores peronistas que acompañaban la propuesta de Alternativa Federal. Sólo quedaron afuera los dos de Alternativa –Schiaretti y Juan Manuel Urtubey- y el impredecible Alberto Rodríguez Saá.

A partir de entonces, la posibilidad de articular una tercera opción pareció entrar en crisis, y hasta llegó a especularse con la suspensión del encuentro, o con el faltazo de sus posibles aliados: Margarita Stolbizer, Miguel Lifschitz, Ricardo Alfonsín y Federico Storani y el candidato de Consenso 19, Roberto Lavagna.

Pero el hundimiento del centro sólo parece convenirle al Frente articulado entre el PJ Nacional, el PJ Bonaerense y Unidad Ciudadana, ya que lo pondría a tiro de una victoria en primera vuelta. Más aún cuando la mayoría está prácticamente convencida de que Sergio Massa y el Frente Renovador terminarán integrándose a ese espacio.

Un dato adicional fue la reacción de los mercados. El dólar se mantuvo, el riesgo país cayó, las acciones argentinas levantaron su cotización en Wall Street. El horizonte apocalíptico que había pronosticado el Gobierno Nacional en caso de una candidatura de Cristina Fernández de Kirchner se disolvió de inmediato. Otra de las falsas promesas de Cambiemos.

La sumatoria de señales de alerta exigieron que todo el centro tomara la determinación de concretar la reunión ampliada convocada por Schiaretti para esta tarde. El Gobernador cordobés viajó a Buenos Aires el martes, y de inmediato se reunió con el Presidente Mauricio Macri. Hicieron más que eso: divulgaron una afectuosa fotografía que fue tomada como la comprobación de que el Gobierno Nacional se encuentra interesado en el fortalecimiento de un espacio alternativo que pueda quitarle poder de fuego electoral a la fórmula Fernández-Fernández.

Posteriormente, en horas de la noche, los cuatro ases del espacio –Schiaretti, Massa, Urtubey y Miguel Pichetto- compartieron una cena, sobre la cual se ha guardado, hasta ahora, silencio de radio. Sus tres socios caracterizados pretenden exigirle a Sergio Massa una definición sobre su decisión final, que el líder del Frente Renovador sólo aspira a anunciar el 30 de mayo, en el Encuentro Nacional del FR.

Si bien mantiene sus expectativas presidenciales, Massa estaría dispuesto a trocarla en caso de llegar a un acuerdo apropiado que garantice la derrota de Cambiemos. Los off the record indican que, esta vez, estaría dispuesto a aceptar la candidatura a la Gobernación de Buenos Aires, si además se le garantiza mantener la cantidad de legisladores con que cuenta al presente. Otros, aún más ambiciosos, hablan de que alguna de las F podría ser reemplazada del binomio presidencial en beneficio del líder renovador en caso de que las encuestas no incrementen su volumen, por el propio Massa –si fuera la primera F-, o por alguna mujer, tal vez una experta legisladora nacional, en caso de que, finalmente, Cristina termine bajándose.

Para decidirse, Massa necesita tiempo, y eso es lo que no pueden acordarle sus socios de Alternativa Federal, que, de todos modos, deberán tratarlo con algodones para no favorecer un alejamiento que aún no está del todo decidido.

Los socios progresistas nucleados en Consenso 19 se reunieron también en este movido martes para fijar una posición común para llevar al convite de Schiaretti. Los radicales Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Juan Manuel Cascella necesitan una definición inmediata para presentar como moción en la Convención Nacional de la UCR que se realizará en Parque Norte el próximo lunes 27 de mayo. El Socialismo, el GEN y el propio Lavagna también, a riesgo de ver diluidos el tercer espacio y su candidatura.

Los radicales disidentes planean presentar el lunes la moción de abandonar Cambiemos y que la UCR se incorpore a Consenso 19. De no conseguirlo, bastaría con que se apruebe la libertar de acción de los afiliados, o hasta una derrota cabeza a cabeza que deje la fractura partidaria expuesta ante la opinión pública. Incluso el Presidente del Comité Nacional, Alfredo Cornejo, habría acercado una solución que dejaría a la UCR dentro de Cambiemos, sin impedirle a sus afiliados participar de otros espacios.

En la reunión del progresismo se acordó proponer esta tarde la confirmación de la alianza con Alternativa Federal, e inscribirla inmediatamente con la denominación de Consenso 19. Se pondría como condición la firma de un decálogo de intenciones que sería fácilmente aceptable para el peronismo, en tanto que el tema candidaturas se postergaría para una reunión posterior. Lavagna ya tiene en claro que, si quiere representar al espacio, debería participar en una competencia interna, pero muchos dudan de que esta llegaría a concretarse, ya que creen que Massa terminará migrando y que Juan Manuel Urtubey, finalmente, aceptaría una solución negociada.

En estas horas abundan las ventas de humo y las certezas son escasas. Esta tarde el futuro de la tercera opción comenzará a definirse.

Lectores: 1025

Envianos tu comentario