Judiciales y Policiales
Se descarta la hipótesis de mafia

Esta es la explosiva rubia por la que cagaron a tiros a Yadón y Olivares

  • El móvil del crimen sería porque Miguel Yadón mantenía un romance con la hija del principal acusado. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 2
  • El móvil del crimen sería porque Miguel Yadón mantenía un romance con la hija del principal acusado. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 2

Luego del extraño episodio sucedido en la mañana del pasado jueves, en que el diputado radical de La Rioja Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón fueron tiroteados a metros del Congreso, se tejieron decenas de hipótesis. Al principio se intentó instalar la posibilidad una mafia política, algo que se fue agotando con el correr de las horas.

Por otro lado, una vez que se conoció el video del ataque, los investigadores comenzaron a pensar que se trataba de sicarios, debido a la pasividad con la que actuaron. Otra de las tantas suposiciones que se bajaron es que se trataba de una embestida porque el legislador estaría trabajando en la ley de barras y los tiros habrían sido una advertencia.

Sin embargo, la verdadera razón del ataque a balazos habría sido un simple problema de polleras y amores ocultos, del cual el diputado poco tiene que ver, sino más bien que habría mantenido un romance con uno de los acusados del crimen sería el propio Yadón.

Al parecer, el vínculo que el asesor mantenía con su hija Estefanía, desató la furia de Juan Jesús Fernández, el hombre acusado de Olivares y matar a Yadón. Ese sería el principal móvil del crimen que analizan los investigadores para determinar cuáles fueron las causas por las que “El Gitano”, como se lo conoce al principal sospechoso, decidió iniciar el feroz ataque.

En este sentido, desde el círculo íntimo de la familia indicaron que Fernández es una persona conocida en el ámbito de la comunidad gitana y que la mecánica del crimen coincide con las características de la cultura, por lo que el principal apuntado por el asesinato se habría visto herido en su honor y, según su tradición, debió hacerse cargo del asunto.

Por tal motivo, habría tomado la decisión de esperar a Yadón en la plaza del Congreso y lo habría acribillado con una pistola calibre 40. Por otra parte, su cuñado, Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmona, lo habría acompañado. Ambos fueron detenidos, al igual que su hija Estafanía, de 24 años y es de nacionalidad española, que fuera arrestada cuando se presentó en la División de Homicidios de la Policía Federal.

Lectores: 3438

Envianos tu comentario