Judiciales y Policiales
Talleres

Internos de una cárcel de La Plata reparan bancos de la República de los Niños y sillones de la Gobernación

  • Los talleres funcionan en la Unidad 1 Lisandro Olmos comenzaron.
    Foto 1 de 2
  • Los talleres funcionan en la Unidad 1 Lisandro Olmos comenzaron.
    Foto 2 de 2

Internos que trabajan en los talleres laborales que funcionan en la Unidad 1 Lisandro Olmos comenzaron a reparar los bancos de la Legislatura de la República de los Niños y sillones pertenecientes a la privada de la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Los privados de libertad que asisten diariamente a los talleres de tapicería y carpintería pusieron al servicio de la comunidad su mano de obra a fin de recomponer el mobiliario que forma parte del patrimonio local.

Los trabajadores empezaron a lijar y a arreglar las maderas deterioradas de las diez bancas que se emplazan en el edificio central del Centro Cívico de la República de los Niños. Luego, se ocuparán de forrar con cuero los asientos para que los pequeños que forman parte del Gobierno Infantil puedan, cómodamente, discutir y debatir leyes.

Hugo, uno de los internos, hizo una pausa entre el lijado y el encolado de las diferentes partes que componen las bancas y manifestó: “Algunas de las sillas necesitan una reparación bien profunda. La idea es dejarlas como nuevas y que las puedan disfrutar los chiquitos. Hacer este tipo de trabajo me llena de orgullo”

En tanto, los internos que trabajan en la tapicería de la Unidad entregarán el tercer sillón retapizado, modelo Chesterfield Capitone, para la recepción de la oficina de la gobernadora bonaerense.

Sobre el emprendimiento, el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, destacó: “Es muy importante ocuparnos de las personas privadas de la libertad, por eso la educación y el trabajo ocupan un lugar fundamental dentro del proyecto de nuestras cárceles que impulsamos junto a la gobernadora, María Eugenia Vidal”,

“Comencé a ayudar desarmando lo que llegaba, y hoy, ya sé hacer de todo. Primero desmontamos íntegramente los sillones, y después, los tapizamos”, contó Matías, quien hace ocho meses aprendió el oficio tras los muros y hoy reparte sus horas entre el pabellón y la tapicería. Además, aseguró que sueña con tener su negocio y que no descarta asociarse con su maestro, Ramón, otro interno profesional en la materia.

Bajo la supervisión del jefe de Talleres, Gustavo Pío, y del subjefe, Carlos Martínez, y con el apoyo total de la Subdirección General de Trabajo del Servicio Penitenciario Bonaerense, los internos trabajan desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde. Cerca del mediodía disponen de un tiempo para ir a almorzar, aunque la mayoría elige hacerlo ahí mismo.

Por último, la jefa del Complejo Penitenciario Olmos, Norma Puccia, afirmó que se motivan enormemente con estas iniciativas y comentó: "Ellos están realizando un trabajo para poder devolver a la sociedad. Realmente, sienten una gran satisfacción cuando conocen el fin. De nuestra parte, procuramos registrarlo fotográficamente con el objetivo de que vean hacia dónde va la producción”.

El emprendimiento es producto de un acuerdo entre el Ministerio de Justicia y el municipio de La Plata, desde donde se proveyeron los materiales necesarios para la restauración de los bancos de la República de los Niños.

Lectores: 1378

Envianos tu comentario