Moda Extrema
Camino a la fama

Magalí Monzón, la lujanense que busca dejar su huella en las pasarelas

Magalí Monzón, una joven que sabe cómo moverse en el mundo del modelaje.

En esta ocasión, NOVA dialogó en exclusiva con Magalí Monzón, una joven oriunda de Luján, quien, a sus 21 años, realizó una corta, pero esperanzadora trayectoria en el mundo del modelaje. Pasando por distintas etapas, las cuales explica que “han sido experiencias que tuve y tendré que pasar para cumplir mis sueños”, la juninense nos contó parte de vida.

- ¿Cómo arrancaste tu carrera en el mundo del modelaje?

-Es algo que siempre me gustó, de chica soñaba con estar en las pasarelas. Igual, comencé a hacerlo hace aproximadamente dos años, a partir de algunos trabajos que tuve en Capital Federal, porque Luján en ese sentido es chico y no hay muchas oportunidades.

La primera producción que hice fue a los 18 años, para revista Pronto y después hice algún que otro porfolio para un conocido diario de la capital. Mientras hacía desfiles para Fabiola Heredia, una diseñadora de vanguardia, con ella adquirí mucha experiencia y, en parte me abrió muchas puertas.

- ¿Hay alguna modelo que te haya inspirado?

- Sí, Carolina “Pampita” Ardohain. Me encanta, creo que ella cumple todos los requisitos para estar en una pasarela. Sabe como caminar y lucir distintas prendas.

Es sensual y sutil, goza de un carisma que muchas envidian. Y por sobre todas las cosas, siento que Carolina rompió con el estereotipo de la modelo tradicional, porque sin ser una persona alta supo destacarse entre las mejores. Ésto lo remarco porque antes, ser alta resultaba una condición determinante para estar en una pasarela.

"Pampita", también tiene sus curvas y, ésto, al igual que el tema de la altura, han sido durante años, temas de exclusión en el modelaje. Por eso considero que ella es una gran inpiradora para jovenes como yo.

- ¿Sos de estar atenta a los cambios de temporada y a las tendencias?

- Sí, por supuesto. Trato de mirar revistas, videos o posteros que hacen algunas personas que resultan iconos del modelaje como para ver qué es lo que se viene o que es lo que están usando en distintas partes del mundo.

También soy de mirar lo que proponen los diseñadores para determinadas épocas o eventos.

- ¿En algún momento viviste algún episodio que te haya marcado dentro de esta profesión?

-Sí, cuando trabajé para Fabiola llegué a contactarme con quien supuestamente era una persona muy conocida en el ambiente del modelaje. George Ferrari, se llama la persona que a mí en particular me vendió una ilusión que terminó siendo una pesadilla.

Él supuestamente venía de Estados Unidos a la Argentina para traer un certamen dirigido a modelos. Motivo por el cual, Fabiola me convoco y yo voy, al igual que otras veinte chicas; de las cuales, con el paso de las supuestas etapas, terminamos quedando diez.

Como parte del certamen, las modelos realizábamos fotos y producciones, por eso creo que nunca sospeché que todo iba a terminar mal. Pero lamentablemente, cuando llegó el momento de la final, momento donde nos tenían que llevar a México; nos dimos cuenta de que todo era parte de una gran mentira. El productor en cuestión tenía pedido de captura por estafa.

La verdad que esta situación me dejó un sabor muy amargo, tanto que hoy me cuesta remontar mis esperanzas e ilusiones respecto al modelaje, porque cuando una es chica piensa que puede crecer y llegar a cumplir sus sueños, pero aparecen este tipo de personas que se encargan de destrozártelos.

Igual con el paso del tiempo me di cuenta de que son momentos o experiencias que tuve y tendré que pasar para poder cumplir mis sueños. Una siempre está expuestas a cosas feas y ese momento fue un claro ejemplo.

- Hoy, con 21 ¿Cuáles son tus objetivos?

-La verdad que decidí comenzar a estudiar Trabajo Social, quiero hacer la Licenciatura. Y si bien mi pasión por el modelaje está intacta, siento que me quedaron muchas inseguridades, a raíz de lo que me pasó.

Mi mayor deseo sería estar en las pasarelas, pero también tener una carreta universitaria. Por eso, después de analizar bien algunas cuestiones, me di cuenta de que lo que hace un trabajador social, en parte, me representa. La verdad es que estoy ansiosa por comenzar.

Ésto no quiere decir que yo me voy a olvidar de la moda, ni mucho menos. A mi modo seguiré intentando cumplir mis sueños, pero lo voy a ser de forma más precavida.

La lujanense habló con NOVA sobre su experiencia en las pasarelas.
A los 18 años, Magalí Monzón, ya realizaba porfolios para conocidas marcas y revistas.
Lectores: 1557

Envianos tu comentario