Política
No tan santo

Luis Lehmann, un funcionario de Cambiemos oscuro y con sospechas de corrupción

  • Luis Lehmann es un funcionario, militante y ex candidato de Cambiemos que vive en Esteban Echeverría.
    Foto 1 de 2
  • Luis Lehmann es un funcionario, militante y ex candidato de Cambiemos que vive en Esteban Echeverría.
    Foto 2 de 2

Luis Lehmann es un funcionario, militante y ex candidato de Cambiemos. Vive actualmente en Esteban Echeverría -Monte Grande- donde es un completo desconocido pese a que fue candidato local de Mauricio Macri y perdió por paliza contra el oficialismo.

Pero Lehmann es uno de los funcionarios más oscuros y sospechados del macrismo. Comparte con muchos de sus pares del PRO el denigrar todo lo que sea estatal, pero vive desde hace años de la teta del Estado primero en el Gobierno Porteño y ahora en el Nacional.

Y no sólo él. En el macrismo a Lehmann lo conocen como "el Luis D’Elía" de Cambiemos ya que logró poner como jefa de la UDAI Esteban Echeverría de la Anses a su esposa Mariana Mercader. De ese modo, la familia Lehmann vive del Estado desempeñándose en puestos muy bien remunerados a pesar de detestar (de la lengua para afuera) a la política tradicional y al Estado.

Mientras tanto Lehmann conduce el programa Girsu (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) con sospechas de corrupción y manejos que serían por demás oscuros. Es el encargado de terminar con los basurales y las quemas a cielo abierto en todo el país, algo en lo que viene fracasando en forma rotunda.

Finalmente, el hombre posee una supuesta ONG que en realidad constituye un sello de goma ya que ni siquiera tiene web propia en Internet. Desde allí "dibuja" supuestos estudios sobre distritos opositores realizando operaciones sucias al servicio de dirigentes macristas locales. Defensor de la República, del diálogo y de la transparencia sólo en el discurso como buen macrista, Lehmann es el mejor ejemplo de funcionario turbio y operador con falsedades atacando y ensuciando a opositores.

Son prácticas que el propio Nicolás Maduro desecharía por vergonzosas, pero que Lehmann naturaliza como la mejor herramienta para mantener estructuras que serían corruptas y acomodar a familiares para vivir todos del Estado al que permanentemente cuestionan.

En las últimas horas algunos funcionarios macristas se sumaron a la ola de Lehmann difundiendo algunas de sus operaciones, tal es el caso de Lucas Delfino, subsecretario de Relaciones Municipales de la Nación: pésimo ejemplo de articulación con los municipios, justamente.

En Cambiemos ya mencionan a este funcionario propio como uno de los eslabones más débiles del oficialismo que tambalearían rápidamente ante la más leve investigación judicial. El tiempo y los resultados electorales dirán como termina.

Lectores: 654

Envianos tu comentario