Provincia de Buenos Aires
#MiráComoTeDenunciamos

Arde la Comisaría de Rojas y la que quema todo lo que toca es la oficial Yamila Palacios

De izq a derecha el comisario Cristian Gómez jefe de la Policía Comunal de Rojas; el Comisario Antonio Olivero jefe de la Departamental Pergamino; el intendente Claudio Rossi; el secretario de Seguridad Miguel Núñez y el comisario Pablo Fernández.

A raíz del centenar de denuncias que caen sobre la figura de la oficial de la policía comunal de la ciudad de Rojas, circulan fuertes rumores de desplazamiento, pero no de ella, sino del comisario Cristian Gómez, actual jefe local.

Según trascendió, su lugar lo tomaría un comisario quien resultaría ser de la mayor confianza del secretario de Seguridad Municipal, Miguel Núñez. Se dice que habría sido compañero de promoción de este funcionario con pasado poco claro en la bonaerense.

Por estas horas se viven momentos de suma tensión con motivo de los cuestionamientos internos que existen por la permanencia de la agente Yamila Palacios en la fuerza.

La protección que le brindan las autoridades policiales y políticas locales ya es notoria y las denuncias realizadas por parte de sus compañeros ya no en el aire.

Desde la cúpula policial se han estado manejando con amenazas a los efectivos que se niegan a ser cómplices de los negociados que maneja Palacios a diario en la calle en beneficio de estos jefes, con la vista gorda del secretario de seguridad.

Y quienes se han atrevido a plantear su disconformidad, han sido víctimas de armado de sumarios y traslados arbitrarios. Éstas han sido las formas más usadas para presionarlos y desgastarlos psicológicamente y, en algunos casos como publicamos hace unos días, llevarlos a pedir la baja de la fuerza, por no soportar esta situación.

Para cerrar bien vale un ejemplo que sucedió a la vista de varias personas, en cercanías del edificio policial. Hace unas semanas la oficial Palacios discutió con una agente que se hallaba acompañada por su esposo, quien es inspector municipal.

El motivo habría sido el maltrato que ejerció la protegida de las autoridades policiales y políticas, hacia esta mujer. A raíz de ésto, se produjo un violento cruce de palabras entre Palacios y el empleado municipal y, como consecuencia, el trabajador quedé en la mira de Núñez, quien hizo y está haciendo todo lo posible por despedirlo.

Se rumorea que éste está buscando que alguno de los testigos ocasionales de esta discusión se preste para hacerle una denuncia por amenazas y tener la causa para echarlo. Todo porque se atrevió a enfrentar a este “Monje Negro” que se llama Yamila Palacios.

Quizás el calificativo más preciso no sería “Monje Negro”, sino “alto gato urbano”, pero peligroso porque tiene pistola.

Lectores: 6721

Envianos tu comentario