NOVA Deportes
Desafía las reglas

Jenny Dillon, pionera en la aviación acrobática de competición

  • Perteneciente a una familia de aviadores, Jenny descubrió su pasión por volar en 2003.
    Foto 1 de 4
  • Perteneciente a una familia de aviadores, Jenny descubrió su pasión por volar en 2003.
    Foto 2 de 4
  • Perteneciente a una familia de aviadores, Jenny descubrió su pasión por volar en 2003.
    Foto 3 de 4
  • Perteneciente a una familia de aviadores, Jenny descubrió su pasión por volar en 2003.
    Foto 4 de 4

Jenny Dillon es la primera piloto argentina en realizar acrobacias aéreas en competición. Recientemente, gracias a su precisión, logró el segundo puesto en la categoría Sports en el Campeonato Nacional Acrobático de Austria 2019 y, por lo tanto, colocó a la Argentina en el podio entre "lo mejor" en este campo deportivo.

Perteneciente a una familia de aviadores, la piloto nacida en La Plata descubrió su propia pasión por volar en 2003, cuando acompañó a su padre a talleres y sesiones de vuelo en la ciudad de Tandil.

En esa ocasión, el planeador desafió las reglas de vuelo convencionales para presentarle una nueva dimensión: las acrobacias aéreas. En ese mismo momento, Jenny se convenció de la pasión que ese tipo de loco baile aéreo le causó. Ese mismo año, obtuvo su licencia de Tripulante de Cabina de Pasajeros.

Con una fuerte decisión de completar el entrenamiento como Piloto de Avión, en 2009 obtuvo su licencia. Meses después se convirtió en Instructora de Factores Humanos y CRM y en 2012 obtuvo su licencia como Piloto de Planeador. Hoy dirige una Escuela Aeronáutica en La Plata. También celebró su casamiento en el aeroclub y llegó a su propia boda realizando acrobacias en avión con su vestido de novia.

El diseño de figuras y secuencias diagramadas en papel, que más tarde dibujaría en el cielo con su avión entrenando durante horas y horas, le dio el impulso de ir a nuevos objetivos y en 2011 viajó a los Estados Unidos para entrenar en acrobacias aéreas con Greg Koonts en Alabama. Los años siguientes en Arlington, Texas, pudo volar un avión Extra 300, considerado F1 en acrobacia, e incluso tuvo la oportunidad de entrenar con la mundialmente conocida Patty Wagstaff en San Agustín, Florida, en 2017.

Recientemente, alcanzó el primer lugar en la Competencia de Acrobacia Aérea "Dolores 2019" en la categoría Sport. Además, existe otra clasificación denominada Overall Cross-category, donde se clasifican todos los pilotos de todas las categorías, en la cual también logró el primer puesto, ubicándola como una de los mejores pilotos de acrobacia aérea en Argentina.

Lectores: 1041

Envianos tu comentario