La Provincia
Subsuelo inundado, roedores y salidas bloqueadas

Insólito: el Ministerio de Trabajo tiene que dar el ejemplo de seguridad e higiene pero no cumple los mínimos requisitos

En casa de herrero, cuchillo de palo: más irregularidades en el Ministerio de Trabajo complican a Marcelo Villegas. Graves falencias en el edifico de 7 entre 39 y 40, La Plata. (Foto: NOVA)

Tras un abanico de irregularidades que afloraron en el Ministerio de Trabajo, nuevas denuncias de los trabajadores complican a Marcelo Villegas. Ahora, llegaron fotos a la redacción de NOVA del subsuelo del edificio donde funciona la cartera, en Avenida 7 N° 370 e/ 39 y 40. Allí se archivan diversos expedientes, que en su mayoría quedaron ilegibles a causa de la humedad.

Cuando llueven dos gotas, el mencionado salón subterráneo se inunda. A su vez, el lugar está invadido por roedores. “Si así manejan el Archivo de Expedientes de los bonaerenses, ¿Con qué coherencia van a controlar a una empresa?”, se preguntó uno de los empleados del lugar.

Las condiciones edilicias del establecimiento público emplazado en el centro de la ciudad de La Plata, capital de la Provincia, son deplorables. La cartera que tiene que ser el ejemplo en relación a la seguridad e higiene, no cumple ni los mínimos requisitos para una tarea administrativa.

Sumado a ello, los trabajadores denunciaron que la salida de emergencia está bloqueada, dejó de existir, cuando es un requisito mínimo para habilitar cualquier edificio. Mientras tanto, en la nueva sede calle 67 y 115 siguen edificando y aumentan las quejas por ruidos molestos durante horario de trabajo: “En la mayoría de los casos se trabaja fuera del horario laboral y de atención al vecino”, expresaron.

Aunque ya se mudó gran parte del personal, en el viejo edificio de 7 sigue habiendo actividad: en el tercer piso está el ministro, en el segundo piso la sala de Audiencia y Conciliaciones, en el primer piso Inhibiciones y en el subsuelo el Archivo de Expedientes. Las fojas que se visualizan en la foto que acompañan esta nota están vigentes y corresponden a deudas y trámites de distintas empresas.

Silencio ante el millonario faltante de dinero que denunció NOVA

En este contexto, un nuevo hecho de corrupción desenmascaró la falsa transparencia del gobierno de María Eugenia Vidal. Mientras en la Provincia de Buenos Aires el trabajo no registrado o “en negro” aumentó del 40 por ciento a más de un 60 por ciento en escasos dos años, en el Ministerio que debe controlar que esto no suceda habría faltado 1 millón y medio de pesos asignados por la Nación, para capacitar y facilitar el trabajo de inspectores.

El dinero en cuestión es parte de los más de 4 millones que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), dependiente del Ministerio Nacional, deriva a las provincias en función de la cantidad de habitantes, para capacitar a actuales y nuevos inspectores, encargados de “controlar” las condiciones laborales de todos los trabajadores del sector privado.

El hecho salió a la luz en los últimos días cuando fue desplazado de su cargo, aparentemente por no poder explicar el faltante de dinero, el Director de Inspecciones de Higiene, Seguridad y Riesgos del trabajo Víctor Carlos Parrilli. A pesar que desde Cambiemos intentaron manejar la situación con cautela para que esta “grave desprolijidad administrativa” no salga a la luz, la información circuló dentro del Ministerio y rápidamente trascendió.

Empleada topo

Según pudo saber NOVA, el jefe de Gabinete Federico Belleze tendría una empleada marioneta, que su única función asignada es controlar y vigilar las actividades de sus compañeros. Como en los peores tiempos, en los que los trabajadores eran perseguidos, Silvia Carballo retomó viejas prácticas y cumpliría el rol de “topo”, entregando a aquellos compañeros y compañeras que son disidentes al Gobierno.

De este modo, los empleados que son señalados por esta militante de Cambiemos, son castigados con diversas medidas, aunque las primeras líneas ministeriales maquillan el porqué de los traslados o sanciones.

Por ejemplo, una de las últimas medidas fue derivar nuevamente a sus lugares originarios de trabajo a aquellos empleados de otros ministerios que cumplían tareas en el edificio de 7 entre 39 y 40. Esta medida afectó a un grupo importante, pero Carballo salió ilesa, a pesar que su dependencia es Salud; por orden de Belleze, continúa en la Comisión del área de Inhibiciones perteneciente a la Dirección de Asuntos Legales del Ministerio de Villegas.

Lectores: 2804

Envianos tu comentario