Judiciales y Policiales
Legislatura

Se debilita la posición del Gobierno en el jury al juez Arias

Algunos integrantes del Tribunal admiten que a pesar de los acuerdos políticos, existen dudas para avanzar con el desplazamiento del juez platense Luis Federico Arias. (Foto: NOVA)

El jury de enjuiciamiento que se leva adelanta contra el juez platense Luis Federico Arias entró en su etapa final con más dudas que certezas para el Poder Ejecutivo, sobre todo por varios traspiés del procurador general, Julio Conte Grand, que podrían complicar el resultado del proceso.

Lo primero que sorprendió a los miembros del tribunal y al resto de los presentes durante las primera jornadas, fue el desconocimiento que el procurador demostró sobre cuestiones procedimentales que están en el centro de las denuncias, como por ejemplo el sistema de ingreso y traslado de expedientes que se utiliza en el Poder Judicial.

Algunas de las acusaciones contra el juez tienen que ver precisamente con supuestos retrasos en el envío de expedientes, lo que según la defensa podría explicarse justamente por las características que tiene el sistema que se utiliza para trasladar y caratular las actuaciones en la provincia, que era prácticamente desconocido por la parte acusadora.

Pero el titular de la Procuración también patinó en las referencias temporales frente a algunos testigos, demostrando que no tenía información suficiente sobre el momento de la creación ni el desarrollo de las actividades del Tribunal 1 en lo Contencioso Administrativo de la capital provincial.

Por si fuera poco, muchos de los testigos de la querella no brindaron testimonios contundentes y, por ejemplo, sobre los recursos para evitar desalojos se limitaron a relatar el riesgo de "desvalorización de sus propiedades si en las cercanías se instalara un barrio precario”.

Casi como si se tratara de un pase de comedia, minutos después del crudo relato de víctimas del desalojo a las que las fuerzas de seguridad le destrozaron sus viviendas, Conte Grand terminó preguntando a una testigo de la zona que había manifestado preocupación por la seguridad ante el arribo de los nuevos habitantes, si la llegada de un country a la zona no les había dado mayor seguridad.

Además, el procurador le preguntó al acusado si había previsto durante un desalojo la presencia de ambulancias y personal de apoyo del Ministerio de Desarrollo Social, confundiendo las responsabilidades del juez que impartió la orden de desalojo, que es quien debe ofrecer esas garantías, con las del magistrado que lo frenó para evitar justamente que se llevara adelante sin esas previsiones.

Otra de las cosas que llamó la atención de los presentes fue la animada charla que el titular del ministerio público mantuvo con el diputado Diego Molea durante más de media hora en un cuarto intermedio del proceso. Para algunos fue simplemente un “descuido en las formas”, pero para otros se trató de una muestra de cierta connivencia entre el oficialismo y la oposición para desplazar a Arias.

Recordemos que Conte Grand asumió su cargo el año pasado luego de cumplir funciones como secretario de Legal y Técnica de la gobernadora María Eugenia Vidal, por lo que sus vínculos con el poder político son más que evidentes.

Pero su actuación durante el jury terminó debilitando la denuncia y algunos de los miembros del tribunal admiten que a pesar de los acuerdos, encuentran dificultades para avanzar con el desplazamiento de Arias y se complica la posición del oficialismo.

Lectores: 2595

Envianos tu comentario