Municipios
Trabajadores temen por su integridad física

Operativo torta frita: fuerte presencia policial ante los rumores de una mateada en la Municipalidad de Luján

  • “Esto es Luciani, si le pasa algo a algún compañero ya saben a quién tienen que ir a buscar”.
    Foto 1 de 2
  • “Esto es Luciani, si le pasa algo a algún compañero ya saben a quién tienen que ir a buscar”.
    Foto 2 de 2

Por Osvaldo Cabral, corresponsal de NOVA en Luján

Este miércoles se desarrolla un fuerte operativo policial en el palacio municipal de la ciudad de Luján, con 20 efectivos apostados en el interior y exterior del edificio, ante el anuncio de los trabajadores de la realización de una nueva mateada con tortas fritas en señal de protesta.

El intendente Oscar Luciani deja sin policías las calles de Lujan para custodiar la casa de los trabajadores, quienes reclaman salarios por encima de la línea de pobreza.

En la capital de la fe no hay prevención del delito. Solo se trata de la prevención de desayuno, almuerzo, merienda y cena dignos. Con sueldos de hambre, se contrata por medio de licitaciones truchas a empresas privadas por cifras multimillonarias para la prestación de servicios en perjuicio de las quebradas arcas municipales.

El jefe comunal está desaparecido. No hay conferencias de prensa, el quebranto municipal habría superado los 200 millones de pesos, la recaudación ronda solo del 20 al 25 por ciento de las facturas emitidas.

El intendente cobra casi 400 mil pesos mensuales, los trabajadores de base menos de 12 mil, y los concejales no interpelan a nadie porque según las denuncias realizadas recientemente se aumentaron los sueldos de tres salarios de trabajadores de 30 horas a cuatro salarios y medio de trabajadores de 40 horas.

Es decir que la estructura política de Luján cobra sueldos gerenciales, con maniobras de corrupción en las que quedan involucrados los tres poderes –ejecutivo, legislativo y judicial– porque ante informes periodísticos tampoco han habido actuaciones de oficio de los fiscales.

Y los trabajadores son rehenes de la privatización permanente de servicios, con funcionarios cada vez más ricos, involucrados en maniobras de excepciones al plan regulador denunciadas por "coimas" y licitaciones manipuladas para la contratación de empresas amigas del poder comunal, provincial y nacional ¿Por qué la justicia y la oposición política están anestesiadas?

Por la plata baila el gorila

En representación de sus compañeros del Taller 1, el trabajador municipal Gabriel ‘Pato’ Duna comentó que desde la mañana de este miércoles se supo que habría una fuerte represión y se decidió cambiar la estrategia y no ir al Palacio.

“Para nosotros es un triunfo que el intendente muestre la hilacha, que es un represor. Ya hemos sufrido la quebradura de la mano de una compañera y no queremos exponer a que las compañeras y compañeros sean golpeados”, expresó.

Afirmó que no es un amedrentamiento para ellos la seguridad apostada en la puerta de la Municipalidad. “No olvidemos que los vecinalistas son los que hicieron desaparecer acá a las personas que hoy no tenemos y recordamos cada 24 de marzo. Siguen siendo los mismos represores, queremos denunciar cualquier cosa que le pase a los compañeros”, declaró.

Reveló que a algunos les sacan fotos en las puertas de sus casas, un accionar mafioso que incluye aprietes. “Esto es Luciani, si le pasa algo a algún compañero ya saben a quién tienen que ir a buscar”, sentenció el referente de los municipales.

Lectores: 739

Envianos tu comentario