Provincias
Meloso acto

Entre abrazos y sonrisas, asumió Festa como juez de Faltas de Berisso

Carlos Festa y Jorge Nedela.

Bien coqueto, alegre y con sensación de haber logrado su objetivo llegó este jueves a la Municipalidad el exconcejal Carlos Festa. Fue para ser recibido por el intendente Jorge Nedela, quien lo esperaba para tomarle juramento y convertirlo en juez de faltas de nuestra ciudad.

La pregunta para el ahora juez de faltas es si de su corto pero intenso paso por la política berissense (en esta etapa) en los dos últimos años es para aprender o para no volver a repetir. La aceptación de Nedela sólo se entiende como una estrategia política: logró la mayoría en el deliberativo y así, el Presupuesto, la rendición de cuentas y demás temas, no serán un karma.

Hasta el anti kirchnerista Jorge Pagano siente tranquilidad y menos presión a la hora de votar o apoyar consignas con las que no está de acuerdo. Ya no le pedirán tanto que levante su mano.

Festa llegó a nuestra ciudad desde Córdoba, luego de pasar varios años en la provincia mediterránea. A los meses encontró en los guardavidas la representación, en detrimento del Ejecutivo, y luego logró seducir al líder del PRO local, Alberto Amiel, para integrar la lista oficialista en tercer lugar, reemplazando a Gabriel Miraz. Todo fue cuestión de meses. Festa asumió y en días renunció a la presidencia de la bancada y se abrió.

A partir de allí en otros pocos meses se convirtió en la peor oposición que supo tener el jefe comunal Jorge Nedela, denunciándolo penalmente y cuestionando duramente la gestión, advirtiendo incluso que no estaba dispuesto a aprobar el presupuesto municipal.

Un encuentro cambió de dirección el timón. Los abrazos y el lado más frívolo e hipócrita de la política sobrevolaron la Intendencia y la mano del ahora juez sobre la Constitución provincial: “Sí, juro”.

Lectores: 901

Envianos tu comentario