Provincias
Torneos Bonaerenses

Los juegos de la política en Junín

Los juegos sirvieron para testear el presente y el potencial de la ciudad.

Por Javier Orellano, corresponsal de NOVA en Junín

Durante las jornadas de la etapa final de la 27° edición de los Juegos Bonaerenses, participaron más de 25 mil jóvenes y adultos mayores distribuidos en 75 disciplinas diferentes: 38 de deportes juveniles, 7 de deportes para personas con discapacidad, 16 para el área de cultura y 14 para los adultos mayores.

Si algo se precisaba para mostrar las falencias de la política deportiva en Junín, que abunda en discursos pero renguea en los hechos, fueron los resultados que los juegos dejaron. Una escuálida cosecha de 7 medallas, con una delegación muy nutrida.

Pese a que desde la comuna local se han encargado de repetir hasta el cansancio que la ciudad es una especie de potencia regional y que Junín es un polo de atracción para toda la zona -algo así como un imán irresistible- el paso de nuestros atletas por los juegos bonaerenses dejaron resultados alejados de los buenos deseos.

No hay dudas que en la ciudad hay una oferta deportiva amplísima pero sin una idea o dirección de qué hacer con él ¿Qué norte tiene el deporte para la gestión del intendente Pablo Petrecca? Es bueno recordar que en los inicios del mandato se prometió desarrollar una escuela de remo, apoyar el nado de aguas abiertas y hasta una escuela de boxeo.

Mejor no recordar la salida de la ciudad del ex olímpico Mario Omar Guilloti, que emigró ante el ninguneo oficial, pese a que se dijo que “se le pagaba el alquiler de su casita” como si esa fuera la ayuda requerida. Como contrapartida a aquellas ideas, tomaron auge las Calles Saludables, las bicicleteadas a los pueblos linderos y cosas por el estilo. Algo bien diferente.

Los recientes juegos bonaerenses, orientados al desarrollo social y la integración con el deporte, fueron una unidad de medida para testear el presente y el potencial de la ciudad.

Si para muestra basta un botón, las siete medallas obtenidas por nuestros jóvenes atletas, más que una alegría, deberían ser un llamado de atención; una clara muestra el deporte precisa otra planificación, mejor infraestructura y fundamentalmente, otro tipo de acompañamiento y de acciones.

La pista de atletismo es un ejemplo. Sacarse fotos al lado del exitoso empresario de las carreras no es apoyar al atletismo. Tampoco esperar tres temporadas para acondicionar el Complejo Santa Paula (en estos días se inauguraría finalmente) y dejar a los nadadores y atletas de bajos recursos a la buena de Dios.

En estos juegos finales de Mar del Plata, casi todas las localidades de la región cosecharon más cantidad de medallas que la ciudad que apoya al deporte. Chacabuco se ubicó en el puesto 34, Bragado en el 54, General Villegas en el 64, General Pinto en el puesto 69, Chacabuco en el 75.

Ciudades con poblaciones menores con delegaciones más chicas, cosecharon más. Junín quedó en el 81° lugar. La ciudad que apoya al deporte los vio a todos de abajo.

Otra mirada

Como balance, la comuna local hizo llegar una gacetilla a los medios con la información de la alegría por nuestros pequeños atletas, que brillaron en los juegos. Allí, la comuna deportiva de Junín expresó que “no solo recibimos a los medallistas sino que también a los que salieron cuartos, porque entendemos que han hecho un gran esfuerzo al igual que toda la delegación”.

“Desde el año 2016, la delegación ha ido creciendo y siempre está el desafío de poder ir agregando. Este crecimiento es un dato muy bueno y demuestra a las claras que estamos apostando fuerte al deporte”, dijo Daniel Pueyo, subsecretario de Educación y Deportes.

No será esperable otro resultado si se sigue con la misma idea. Aunque el municipio sostenga que vamos bárbaro, los hechos demuestran lo contrario.

Mejor, las nuestras

El Comité Organizador Buenos Aires 2018 abrió el registro online para obtener de forma gratuita el Pase Olímpico de la Juventud, la pulsera electrónica para disfrutar de la celebración que se desarrolla entre el 6 y el 18 de octubre, la primera edición que se realiza en Latinoamérica.

Con el brazalete, el público puede acceder sin cargo a los cuatro Parques Olímpicos de la Juventud y a los estadios donde se desarrollan las competencias. También participar de más de 1.200 actividades culturales, con la participación de 4.000 atletas de entre 15 y 18 años y de 206 países diferentes, quienes compiten en 32 disciplinas. El registro, disponible en la web es un pase que contiene un chip integrado que permite a los espectadores ser parte de una experiencia Olímpica histórica.

Con una disponibilidad de cientos de miles, las personas registradas podían retirarlos desde fines de agosto hasta el inicio de los Juegos, el 6 de octubre. Y para aquellos interesados del exterior o interior del país, se contempló la posibilidad de poder retirar dicho pase en Buenos Aires.

No obstante, en Junín, la gestión del intendente Petrecca, en lugar de informarlo para que muchos juninenses pudieran acceder a dicho evento, prefirió capitalizarlo en modo pre-electoral. Entregó varios pases olímpicos en el ex Colegio Comercial.

El subsecretario Pueyo enfatizó: “Vinimos a hacer entrega de las pulseras que son los pases olímpicos, con las cuales van a poder ingresar para disfrutar de un día junto a los deportistas. Como municipio nos pone muy contentos porque tuvimos el privilegio de que la llama olímpica pase por Junín y esto es para ponerle un broche de oro. Es una oportunidad única y que, no la van a poder vivir todos”.

Nada dijo de todo lo demás.

Lectores: 1109

Envianos tu comentario