Política
Lo había adelantado NOVA

Polémica por la denuncia por encubrimiento a Altieri por parte de la procuradora Falbo

Un fiscal habría “blanqueado” que la procuradora de la Corte Suprema ordenó detener las causas contra el intendente de Pinamar.

La procuradora bonaerense, María del Carmen Falbo, volvió a quedar en el centro de la polémica al conocerse una nueva denuncia por la supuesta protección que la jefa de los fiscales de la Provincia estaría brindando a sectores del poder político, ejerciendo presiones y dando órdenes expresas para evitar que funcionarios del Ministerio Público avancen en investigaciones judiciales.

El escándalo tiene lugar en la Justicia de Dolores, donde se tramitan distintas denuncias contra el intendente de Pinamar, Blas Altieri. Una de ellas, que desembocó en un escándalo, es por supuestas irregularidades en la realización de obras, con fondos otorgados por el Ministerio de Salud provincial, para ampliar el hospital comunitario de esa localidad.

El fiscal Cristian Centurión -que fue sancionado por Falbo- habría blanqueado públicamente que la procuradora le habría dado órdenes expresas y lo habría presionado para evitar que avancen distintas causas judiciales contra Altieri.

Así lo publicó el matutino platense Hoy, aunque NOVA había adelantado en exclusiva este conflicto a fines de julio. En aquella oportunidad, este portal señaló que los candidatos a intendente del FpV “renegaban” de que “las causas judiciales que Altieri tiene en su contra no avancen”, responsabilizando por esa dilación a la propia procuradora general de la Suprema Corte.

Ahora, el diario Hoy consignó que el abogado Lucas Ventoso, que viene denunciando al jefe comunal de Pinamar, realizará una presentación ante la propia Procuración denunciando “encubrimiento”.

“A mí me dijo el fiscal Centurión que no podía avanzar en las denuncias contra Altieri, por orden de Falbo”, afirmó Ventoso, que denunció a Altieri por los supuestos delitos de asociación ilícita, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y violación de los deberes de funcionario público, entre otros delitos.

El 26 de julio, NOVA publicó que los sectores peronistas de Pinamar se quejan de que el “talón de Aquiles” del intendente Altieri permanezca silenciado, debido a que las diversas causas que tiene en su contra –entre las que se cuentan delitos por mal desempeño de funcionario público- estarían siendo frenadas directamente por María del Carmen Falbo y hasta por el propio ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal.

Esa nota señalaba que la funcionaria ejerce el rigor sobre la Fiscalía de Dolores, deteniendo el avance de las causas contra el intendente, muchas de ellas motorizadas desde la UCR local.

Sin embargo, también se aclaraba allí que el fiscal que estaba detrás de esa investigación, Cristian Centurión, había sido removido por la propia Falbo por denuncias de extorsión a políticos y empresarios con importantes sumas de dinero a cambio de no comprometerlos con causas ficticias.

La denuncia actual

El texto de la presentación del abogado Ventoso, y reproducido por el matutino platense, es elocuente: “En una reunión a la que fui convocado, el fiscal a cargo de la investigación (por Centurión) aseguró que había sido removido intempestivamente de sus funciones al frente del ejercicio de la acción penal pública, por orden directa de Falbo”.

Las razones, dijo, fueron que “había resuelto allanar el corralón de materiales (ITAR Sacif) del intendente de Pinamar, y ordenar más procedimientos investigativos, a raíz de la declaración testimonial de un testigo de identidad reservada que trabaja en ese corralón, y que él y todos sus compañeros de trabajo vieron unas cámaras de seguridad colocadas en el interior de dicho corralón que tenían un precinto que las identificaba como ‘cámaras de seguridad provistas por el Ministerio de Seguridad de la Provincia’”.

El documento agrega: “Este mismo testigo había declarado en la causa que en el mismo corralón de materiales del intendente se depositaba parte de la arena que ITAR robaba de la playa pública, en las inmediaciones del balneario CR, y que luego el mismo intendente vendía para realizar obra pública, y citó el testigo como ejemplo la actual obra del hospital público en Pinamar, que ejecuta el propio gestor de negocios del intendente, el falso ingeniero Luis Abruzzese”. En julio, NOVA también había dado cuenta de esa denuncia.

En la presentación de Ventoso, además, se señala que “estas explicaciones que dio el fiscal Centurión de los motivos de su desplazamiento de la causa, involucrando directamente a la procuradora Falbo como encubridora, fueron corroboradas por los testigos que estaban presentes en dicha reunión”.

Marchas y contramarchas

Luego del desplazamiento de Centurión, la denuncia contra Altieri pasó por todas las fiscalías de Dolores. Todos los funcionarios del Ministerio Público se excusaron, la Cámara de Apelaciones y Garantías hizo lo suyo, y quitó del medio al único actor procesal que impulsaba la causa. Así, la investigación penal cayó en un limbo procesal, lo que llevó a que el denunciante solicitara que se remitiera la causa a otro departamento judicial.

En la denuncia, se señala que el fiscal Centurión “aseguró que en el Departamento Judicial de Dolores nadie iba a enjuiciar a Altieri ni a Oricchio (ex director del Servicio Penitenciario Bonaerense), dado que tenía un importante apoyo político que lo impediría”.

“Incluso, el fiscal Centurión me adelantó en esa reunión que la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores me revocaría mi constitución de particular damnificado –agregó Ventoso-. Circunstancia que proféticamente se cumplió un mes después en un dictamen absurdo y sin fundamentación legal que lo sustentara, ya que se trata de denuncias por hechos de corrupción cometidos desde la función pública”.

“Pero el fiscal Centurión ya lo sabía, y nunca dijo cómo ni por qué lo sabía. Y, a la luz de los hechos que luego sucedieron, las gravísimas afirmaciones del fiscal Cristian Centurión se fueron corroborando premonitoriamente una a una”, dice la denuncia.

Lectores: 1406

Envianos tu comentario